Con la malla hemos topao

28 Abr

Querer, querer, no es que yo quiero. Pero puedo y por eso lo escribo y lo describo si hace falta. Para que no os asalten las dudas, ni en una noche oscura bajo un puente de Central Park.

Que nos recortaron en educación y asimilamos que nuestros hijos saldrían tontitos. Cerraron quirófanos y fuimos a operarnos los pechos a Brasil. Subieron el IVA y dejamos de ser racistas para pasarnos a los cobros en negro. Pero con Robin no. Ah no, señor. No, no. Como dice el gran Vallalta: “Que no nos lo quiten” A Robin no. Con la malla hemos topao.

Que Robin de las mallas no hay más que uno, fuera impostores y que si este blog se llama la venganzaderobin viene siendo por algo. Que sino se llamaría el perdónderobin y a cada post que diera os absolvería de vuestras culpas.

Os lo dejo aquí y bien clarito. Y como decía mi padre, a la quinta vez que lo decía, no quiero tener que repetirlo.

robin dixit

1. Si viste como Robin. Se presenta como Robin. Firma y afirma como Robin. Pero no tiene un blog que se llama lavenganzaderobin. No es Robin. Y lo sabes.

2. Si hace fotos a superhéroes cuando salen por la tele, para enviársela a otra por whats, porque va de romántico, y como tú estás sentada a su lado en el sofá, a ti no te la puede enviar, porque no te puede decir mira lo que estoy viendo por la tele y me he acordado de ti, porque tú girarás la cara y le dirás estoy viendo lo mismo, tío, ¿te encuentras bien? y harás un moonwalker hasta tu casa que está en otro barrio y no volverás a hablarle nunca más por tío rarito. No es Robin. Ni el Robin de Robin. Ni el Robin del Robin de Robin. No confundirse.

3. Si cuando te empieza a enviar whats para quedar, acabas no quedando y tomando Biodramina pal mareo. No es Robin. Es un comercial de Uriach. Ojo que abundan.

4. Si a pesar del desconcierto, te acompaña a un concierto. ¡Acierto! No es Robin. Pero vale la pena.

5. Si de fondo de armario tiene una falda de tul verde, una capa amarilla, guantes rojos y un antifaz negro. Es Robin o Ágatha Ruiz de la Prada, una de dos.

6. Si con él solo quieres salir de fiesta y siempre acabas de gira. Si quieres que esas fiestas acaben bien, pero siempre acaban mejor. Si quieres ser su amiga y acabas siendo su follo-wer. Si no quieres que todo te recuerde a él. Olvídate. De olvidarlo, claro. Porque es Robin y sí, estás enganchada. Recibirás en tu domicilio tu tarjeta de “Bienvenida al club” en los próximos 10 días.

En resumen, si cada vez que quedas con él, ya no sabes si reir o follar. No falla. Es Robin.

Disfrútalo.

 

NOTA DE ROBIN. Gracias a yofollecontigo. No dejéis nunca de escribir, porque nosotros no podemos dejar de leeros. Robin y Jess os aman ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: