San Ballantine’s Day

14 Feb

Jess, corazón ¿tienes plan para esta noche?
Todavía no, amor.

Qué extraño, yo nunca me he dirigido a Robin como “amor”. Él a mí como “Corazón”, aún menos.

Cariño ¿quieres tostadas?
No, ya he desayunado honey. Me voy a la ducha, vida.

De pronto suena una música, chan, chan-chan, chan-chan-chan-chan-chaaaan. Robin se pone de pie sobre el sofá… Summer lovin’ had me a blast. A mí me sale sola la respuesta summer lovin’, happened so fast.
Réplica de Robin I met a girl crazy for me y yo camino a la ducha I met a boy, cute as can be. Al unísono summer days driftin’ away, to uh-oh those summer nights
Y los vecinos: Tell me more, tell me more, did you get very far?
Y las vecinas: Tell me more, tell me more, like, does he have a car?
aha, turu, aha, turu, aha, turu, aha…


Con este último aha, decido tirar para la ducha con más cara de contrariedad que la de Johnny Depp en Eduardo manostijeras. Y justo en el pasillo, la clave de todo. Miro el calendario, hoy es San Valentine’s day. Ya no me acordaba de lo que nos pasa a Robin y a mí este día. Nos comportamos como dos par de pastelosos-edulcorados-y-pegajosos enamorados.

Achís.
Jesús.
Gracias.

Como sigo siendo alérgica al amor me doy un atracón con todos los antihistamínicos y aerosoles y rezo para que estas 24horas pasen lo más rápido posible y por diós, que no traigan consecuencias. Que los enamorados pierden el norte y podrían hacer cualquier cosa. Las grandes locuras se hacen por amor. Amor de destrucción masiva. Cuántas víctimas se ha cobrado el tedoymicorazón. El eje del mal lo deberían formar Siria, Libia, Corea del Norte y el Amor.

muñequita

Robin, tesoro, este año tenemos que cambiar las cosas.
Jess, preciosa de mi vida, Batman para quitarme tanta dulzura me solía pegar un bofetón.
Robin, pichoncito mío,  Batman SIEMPRE te solía pegar un bofetón.

batman vallentin

Búsquemos algo más efectivo.

Y por una vez en la vida, resulta fácil. Muerto el perro, muerta la rabia. Muerto Cupido, muerto San Valentine’s day. En el insti era el pringado de clase. A ninguno nos caía bien. Maldito niño rubio armado.

Miro a Robin y con voz dulce de recién casados en su luna de miel, le digo. Matémosle, bomboncito.
Sí, cielo me dice él con mirada de eres el sol que me ilumina. 

Robin y yo reímos por dentro, malvadas carcajadas que se nos generan en el alma y que no pueden ver la luz porque el ambiente pasteloso de San Valentine’s day las bloquea porque son malvadas, pero ahí están, en nuestras mentes.

Sabemos quién es el candidato ideal para este trabajito. Se lo encargaremos al Pingüino. Ese ser extraño, feo y frío. A ese no le afecta nada. Mataría a su madre por una lata de sardinas en escabeche. Nunca entenderé porque le gusta tanto el escabeche. Es asqueroso y apesta, como él.

Un queparezcaunaccidente y caso resuelto.

cupido muerto

Pero, como en todo buen post, algo se tuerce y el Pingüino se enamora de Cupido. Y se presentan juntos en nuestro salón. Los 4 sentaditos mirándonos a los ojos en silencio. Ahora miro a Cupido. Ahora miro a Robin. Ahora miro al Pingüino. Ahora vuelvo a mirar a Robin. Vuelvo a mirar a Cupido… Tras 15 minutos así, el Pingüino se decide a hablar.

Chicos, estamos enamorados. Cuando he llegado a su oficina, él se ha rascado los genitales y ha escupido. Enseguida he pensado ese es cupido, ese es mi hombre.

Me pongo las manos en la cabeza. ¡A mí esto me supera tíos! Y tú deja de escupir en mi suelo, rubito con pañales. Te voy a dar la última oportunidad, fugaros lejos y no volváis nunca. Jamas. De los jamases.

Salen corriendo. No creo que volvamos a verlos. ¡Qué descanso!

Una vez solos, Robin me pregunta Y a partir de ahora ¿qué vamos a celebrar el 14 de febrero, Jess?
Qué alivio oir Jess y no caramelito mío. Creía que me volvería diabética si seguíamos así.

El debate se abre en mi cabeza, seguir o no seguir celebrando algo el 14 de febrero, y si seguimos, ¿qué celebraremos? Yo ya he aprendido que las decisiones importantes hay que tomarlas como las copas, en los bares, así que le respondo…
De momento vayamos a tomarnos la penúltima.
Algo se nos ocurrirá, creéme.

San Ballantines day

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: