Archivo | diciembre, 2013

Día 1 sin Robin

27 Dic

Previously on lavenganzaderobin…
Mientras esperamos que uno de los semáforos se ponga en verde, el fatídico instante. Se nos cruza un coche negro y Robin se queda sin habla. Tocado.
Decido romper el  silencio sepulcral diciendo lo que es más que evidente. Robin, creo que Batman está en la ciudad. Y hundido.

Mensaje de Batman para Robin: Estoy en la ciudad. ¿Quieres que nos veamos mañana?
Mensaje de Robin para Batman: ¿Te apetece hacer unas cañas? En una hora donde tú me digas. Click. Mensaje enviado.

Now in Barcelona...
En una ocasión, sin venir a cuento, Robin me preguntó por qué los chonis se reproducen. Yo no supe qué contestarle. Hay cosas que nunca deberían pasar. Pero pasan. A pesar de que algunos afirmen que la naturaleza es sabia, pasan.
Sé que tampoco voy a tener respuesta para la pregunta que se me avecina. Va a ser una sensación similar a la que tuve con la pregunta de los chonis.
Y ahí está.
Jess, ¿por qué te besaste con Batman?

Sé que nada, absolutamente nada de lo que diga, va a servir para algo. Sólo puedo repasar mentalmente aquel día, una y otra vez. Una y otra vez. Una… y… otra vez.

Beso N.3 Batman y vampirela

A la cita de aquel día acudimos los 3. Yo fui para proteger a Robin del magnetismo de Batman. En condición de súper amiga incondicional, de abogado defensor, de poli malo, de madre vs profe en la tutoría del cole, de oyente que ya no se cree nada de lo que oye, porque está de vuelta de todo. Estaba tan de vuelta que las cosas se pusieron de mi parte y también se dieron la vuelta. Para ser precisos un vuelco de 180º. Recuerdo aquel estribillo de Gabinete Caligari, aquel que buscaba culpables para no asumir su parte. La culpa fue del cha cha chá. Yo creo que esta vez, la culpa fue del elevado porcentaje de ron Bacardí de aquellos mojitos, pero fuera como fuere, aquello no salió bien. ¡Maldita sea, me lo estaba diciendo la etiqueta!

bacardí
Ni de casualidad, hubiéramos imaginado que aquello acabaría así. Quizá Batman no lo tramó, quizá simplemente está en la crisis de los 40 y eso, sumado a su bisexualidad, complica las cosas hasta límites insospechados.

Pero llegó allí con su mirada penetrante de arrepentimiento, su complicidad, su carisma, su sonrisa, sus bromas, su sabesquetegustonena y su sabesquemegustasnena. Quedar en el Tournesol fue un error. Hay sofás. Los sitios con sofá deberían ser más estrictos en la admisión de personal. Deberían prohibir la entrada a cualquiera con un exasunto pendiente. Eh, ustedes dos, ¿tienen algo pendiente? Sí señor, somos ex novios y hemos quedado para hablar. ¡Pues a la puta calle! Cuando uno de esos ustedesdos, llegara otro día con un nuevo amor, agradecería eternamente que aquel día le echaran de aquella manera. Porque una patada en el culo duele, pero inevitablemente te lanza hacia delante.

Pero claro, esa responsabilidad social aún no existe.  Mientras salvamos al planeta del ataque de las bolsas de plástico y donamos bambú en lata para los osos pandas de las regiones montañosas del centro de China Sudoccidental, nadie te dice que no puedes sentarte en un sofá con un súper héroe cabrón que te hace tener una sensación térmica de +40º y que si no fuera porque eres de carne y no de mantequilla, ya te hubieras derretido hace más de 30 minutos.

batman-sofa

Robin, fuiste al baño. Sonó David Bowie. Batman me miró. Nos acordamos de cuando iba a visitaros a Gotham. Brindamos por los malditos o benditos viejos tiempos. Me hizo una broma. Me hizo dos. La broma tres venía con acompañamiento, podías elegir entre ensalada o cosquillas. Elegí lo segundo. Yo nunca escojo ensalada. Yo siempre escojo patatas fritas. Lo divertido. Yo soy de patatas fritas y de cosquillas, joder. Jess se va a poner a llorar, pero continúa sin hacerlo.
Nos empezamos a pelear de broma y cuando quise darme cuenta nos estábamos besando. A buen besador, pocas palabras bastan.

De nuevo esa sensación. Esa de sé que nada, absolutamente nada de lo que diga, va a servir para algo.

Al día siguiente y contra todo pronóstico, Robin no me ha dejado de hablar. Aunque lo hubiera preferido, considerando lo que tenía que decirme.
Me ha llamado Samantha, nos vamos a Lanzarote a pasar findeaño.
Robin, pensaba que lo pasaríamos bien y juntos.
Jess, tengo que alejarme de ti unos días.

Respect.
Respect.
Respect.

Sufers batman and robin

Anoto en mi libreta.
Día 1 sin Robin: He hecho planes para pasar la tarde. No he parado de hacer cosas, pero no consigo dejar de echarle de menos.

De repente un whats. ¡Y es de Robin!
Jess, han secuestrado nuestro avión. Nos llevan a Jordania. Dicen que allí nos liberarán. Jess, te quiero, sigues siendo the only one.

Terror.
Terror.
Terror.


Nota de Robin & Jess:
En Lanzarote, en Jordania o donde quiera que estéis ¡¡sed héroes este fin de año!!

Anuncios

¡Feliz Navidad, Gotham!

20 Dic

En estas fechas de crisis tan señaladas, en los que un jpg vale más que mil palabras y el diablo sabe más por blogger que por diablo, nos llena de orgullo y honda satisfacción desearos a todos…

Robin christmas

Pasadlo genial en vuestros hogares y recordad aquello de… si bebes no conduzcas, quédate hasta que cierren la barra libre.
Robin

Y pillad un taxi… además del pedo ;P
Jess

Primero, segundo y post.

17 Dic
Pan y bebida 45 €.
Café e IVA no incluidos.

Según me explica Robin, las comidas de empresa están para que los que nunca salen, puedan salir; los que nunca beben, puedan beber; los que nunca bailan, puedan bailar; y los que nunca follan, sigan sin follar. Eso sí, se les permite tirar los trastos a toda la plantilla. Es como un código de honor, se puede y punto. Y los demás lo aguantan y punto.

También están para decirle las verdades al jefe. Bajo los efectos del suero de la verdad en formato chupito, uno se envalentona y pone los puntos sobre las ies. Luego, el lunes, algunas veces, el jefe es quien pone el punto y el final. Y tú firmas el finiquito y punto. A más de uno le hubiera aconsejado un punto y coma, que con la boca llena no se pueden decir tonterías.
superhero_glasses
Las comidas de empresa están para que los más duros puedan llorar a sus equipos aquello de tíos en realidad yo no quiero ser tan hijodeputa, sé que formamos un buen equipo.Y para que los que forman el buen equipo, de los duros que ese día pueden llorar, no cambien de opinión respecto a lo de mira que es hijodeputa, justificado por un lo ha dicho él, no lo hemos dicho nosotros.

También están para, cuando llega la hora del copazo, colar a algún amigo externo. No hay comida de empresa que valga la pena, sino hay un espontáneo acoplado. Esta vez, Robin me cuela a mí.
Jess estás colada por mí.
Soy una niña colada.
¿Piña colada? Dice uno de los que nunca beben y ese día puede hacerlo sin sed y sin control. Alza la copa y propone un brindis. Intenta pronunciar su mensaje navideño de motivación para el equipo. Este 2014 podremos con todo, porque querer es beber… poder es beber… digo, beber es deber. Dejarme puedo decirlo, voy a beber a empezar.

14c9_superman_ice_cube_tray_inuse

Las comidas de empresa también están para hablarte con los compañeros con los que nunca te hablas. Lo que no te has dicho en 8 horas diarias de convivencia laboral, te lo dices en 8 tragos de vino, cuando aún no han traído los primeros.
Jess, algo me ha sentado mal, estoy viendo triple.
Tranquilo Robin es que son trillizos.

Se trata de los 3 hermanos que trabajan con Robin. Son calcamoníacos. Es definitivamente imposible diferenciarlos, por tanto, nos parece totalmente inútil aprendernos los 3 nombres. Pasando que es gerundio. Y no es que uno se llame gerundio y no nos dé la gana de recordar su nombre, sino que nos da exactamente igual llamarles “los 3D”. A ellos, hasta parece hacerles gracia. Sonríen constantemente y parpadean poco. Tiran a amarillentos. Son pequeñitos. Emiten unos ruiditos raros. Y no se nos despegan en toda la noche. Por más que andemos, cada vez que nos giramos ahí están, detrás, sonriendo y sin parpadear.

batman minion
De camino al Razzmatazz, uno de ellos anda por las hojas de los árboles que el otoño ha hecho posarse en las aceras de Barcelona. Da pataditas y hace cenefas con su andar. Está disfrutando del camino.
Escuchamos como dice Ai qué bonito, ai qué bonito. El lunes descubrimos que, lo que en realidad decía el trillizo, era Ai qué vomito, ai qué vomito y que sus hermanos tuvieron que ingresarlo por un coma etílico, después de que cayera redondo, sobre las amarillentas hojas otoñales.Las cenas de empresa están para entender por qué nunca te hablas con los compañeros con los que nunca te hablas. Tú, comoquieraquetellames, ve con tus hermanos y no volváis a seguirnos nunca más. O llamaremos a la policía.

Pero sobretodo, las comidas de empresa están para recordarnos que, pese a todos los principios acumulados durante el año y todas las promesas que nos hemos hecho a nosotros mismos, cuando hay comida y alcohol de por medio y cuando el jefe pone la Visa, nosotros los creyentes, nos vendemos. Y soportamos su discursito de Navidad, con la copa de cava alzada, sin tan siquiera tentaciones de abucheo.

Al fin y al cabo, mejor bebérsela que tirarla. Total, ya está to pagao.

En estado de post

11 Dic

He quedado con Robin para que me cuente cómo está, mientras tomamos un café. Desde que vimos el batmovil no ha vuelto a sacar el tema. Ni a sacarlo ni a meterlo. Batman parece no existir. Yo creo que Robin sigue en estado de shock, eso o ha matado la última neurona que le quedaba, ahogada por el exceso de laca en el tupé, y ya ni se acuerda de la aparición de la semana pasada.

En vez de mostrarse preocupado, parece ausente, las redes sociales lo tienen atrapado.

Facebook. Click.
Usuario: arobincarteras@ghotamail.com. Click.
Password: batman69. Click.
5 notificaciones. 3 mensajes privados. 1 solicitud de amistad.

SUPERSONAS

LaEditorialDeCanada te invitó a su evento Fiesta Nueva Época Monumental. Asistiré. Click.
Lobezno ha cambiado su foto de portada. Me gusta. Click.
El becario tendencioso, Elle et ses rêves y Hulk han comentado una foto en la que te han etiquetado. Me gusta. Click. Me gusta. Click. Me gusta. Click.
Superman  está escuchando “No soy un Superman” de Bustamante en  Spotify. Comentar: ¡Nenaza! Click.
A Batman le gusta tu foto de perfil.

Mensaje de María: Guapooooo, acuérdate que mañana celebramos mi cumpleaños. No puedes faltar. Tráete vino y a Jess.
Mensaje de El Duende Verde: Mañana superfarra mejicana en casa de María. Quedamos a las cinco, la hora del te… quila. Trae al bombón que tienes por amiga y me encargaré de convertirla en uno relleno de licor.
Mensaje de Batman: Estoy en la ciudad. ¿Quieres que nos veamos mañana?

AiThor quiere agregarte. 4 Amigos en común: Thor, Spiderman, Madredeljocker y El Duende Verde. Más tarde. Click.

Cerrar sesión. Click.

apple-trasera-iphone-4-batman

Robin, estás enganchado al móvil. ¿Quieres dejar de postear? ¡Y cierra ya el face! Por cierto, el hermano pequeño de Thor me ha enviado una solicitud de amistad.

¡A mí también! Ni de coña le agrego. ¿Estamos locos o qué?

De todos es conocido que AiThor aprovecha la fama de su hermano. Seguro que quiere venir con la novia a Barcelona y necesita donde dormir. O quiere chismorrear las fotos de las fiestas que nos pegamos con su hermano. No seremos nosotros quienes le den pistas para seguirle el rastro. Menos aún siendo Robin y Thor tan muy buenos amigos. Fue él quien le acompañó a comprarse el armario empotrado más grande y caro del IKEA. Aunque ahora Thor no pueda salir de él porque tiene que amortizarlo y viva con esa pena, a espaldas de su familia.
armario-juvenil-comics

Aun así Thor, Robin y yo asistimos esa noche a la fiesta de LaEditorialDeCanada con la gente más extraña, moderna y yonki de la ciudad. En el local más extraño, moderno y yankee de la ciudad. Es demasiado raro hasta para tres raritos como nosotros, así que nos vamos al cumpleaños de María.
Al marcharnos en la puerta un chico vestido de Papá Noel me pregunta: ¿Por qué os vais? Le contesto: ¡Nos hemos rayado, tío! Su cara de confusión me da a entender que este también se mete para estar onfire y para él, debe ser la frase más contradictoria de la noche. No le doy más explicaciones. No creo que llegara a entenderlo.

Al llegar, la cumpleañera nos saluda con dos chupitos. Está feliz. Canta rancheras y se acopla cuando canta a la pantoja. Robin se sienta en una silla y la rompe, con tanto tequila se pone muy pesado y no hay quien le soporte. El Duende verde, en la sombra, se propone emborracharme desde el inicio de la fiesta. Y casi lo consigue. María quiere jugar a los personajes famosos. Nos reparten papelitos y tenemos que representarlos con mímica para que los demás lo adivinen.

Jess ¿qué te ha tocado?
Una teta.
No, tonta ¿que quién te ha tocado?
El Duende Verde.
Déjalo, vas borracha. Esto no puede acabar bien. Va a acabar mejor. Y en Cambrils. Vámonos todos a las jornadas del Romesco.

A la locura.

Robin ha dicho que ha estado contigo en Restaurant La Palmera, Cambrils.

batman-train

Ya agotados y en el tren de vuelta, Robin se acuerda que tenía un mensaje de Batman. Mientras reflexiona si contestarle o no y qué ponerle, me cuenta un montón de anécdotas de cuando iba a Sudáfrica a visitar a Madiba. Solía pasar semanas en su residencia de Pretoria cada vez que tenía pelotera con Batman. Mandela, hombre de sentido del humor extraordinario y claridad en sus pensamientos, siempre se reía de ellos, de sus crisis de pareja y de sus peleas por tonterías. Ahora tocaba honrar su memoria recordando sus sabios consejos.

Robin vuelve a ser abstraído por su móvil y entra en el facebook.

facebook-art-no-photo-image-batman-mickey-mouse-spock-elvis-rick-roll

Mensaje nuevo para Batman: ¿Te apetece hacer unas cañas? En una hora dónde tú me digas. Click.

Y luego actualiza su estado en el muro: Si quieres hacer las paces con tu enemigo, tienes que trabajar con él. Entonces se vuelve tu compañero. Nelson Mandela.

715 likes

Superhero-Likes-Batman

Superhero-Likes-Thor

Superhero-Likes-Spiderman

Superhero-Likes-Superman

Superhero-Likes-Wolverine

Superhero-Likes-Captain-America

Superhero-Likes-Hulk

Nota de Robin:
Thanks to Iker Larrinaga por encontrar esos perfiles tan supers de Juan Pablo Echeverri. Y a narcografico por currarse esos “me gusta” tan geniales.

Al mal tiempo, Donna Karan

5 Dic

Así reza un tweet que fue trending topic hace unos meses y eso mismo le repito a Robin cada vez que está de bajona.  Y es que el becario ha tenido que irse. Lo han contratado como actor secundario en una telenovela de Televisión Española “Tiempos de aceituna” y se ha marchado a rodar a Madrid.

Pero si algo anima a los sucedáneos de súper héroe, delgaduchos y de tupé rígido es ir de compras. Así que al mal tiempo, Donna Karan y se abre la veda de la shopping night Barcelona.

bolsa batman

Con nuestro look más trendy empezamos en Tween. Inauguran la tienda de ropa masculina importada de Estambul. Está lleno de estrellas del momento con mucho glamour y el resto de seres especialitos del planeta. Hipsters, modernos, ultra-modernos, its, bloggers, randoms y algún que otro hetero despistao. Las frases de la noche: Hay cava gratis y oh,mírame estoy gordo, la 36 no me cava (consecuencia de la primera). Chin-chin tras chin-chin, entendemos el concepto de la inauguración: pillarnos la turca y así retener que la marca viene de esos lares.

look trendy batman

Nos sobran dos pases VIPS, dice uno de los ultras.
Eso sí que es ser un sobrao. Me dice Robin con mi consecuente codazo de propina, no sea que el ultra se lo tome a mal y nos quedemos sin mi objeto de deseo, o sea, los pases.
Pues pallá que vamos. Todos al Palau Robert.
Y hasta se viene un tal Robert, que ronda por allí y se siente invitado a pesar de la ausencia de comas en la frase.

Hacemos la cola de los VIP, la cual es igual de larga que la del resto de mortales, pero cansa menos, porque eres viaipi y eso te hace sentir más fuerte de espíritu. Los budistas le llaman nirvana, yo le llamo pase de prensa. Ese momento en el que te sientes lejos del bien y del mal, en el que si alguien te mira por encima del hombro, tú te arremangas el brazo derecho del jersei y te arreglas el flequillo dejando que se vea, claramente, que en tu muñeca llevas una banda fosforito. Y entonces pones tu sonrisa de medio lado y esa mirada tan relajada que viene diciendo sí señores, llevo pulserita. Y sí, soy VIP. Aplausos en tu mente.

Cuando sientes el poder de la pulserita, salivas. Si no fuera porque todos hacemos ver que estamos acostumbrados a ser invitados a las fiestas, el suelo de la entrada de esos locales estaría lleno de charchos de baba.

Tras pasar el control aparecemos en la barra de Bombay Sapphire, porque para bajar el cava nada mejor que un buen gintonic. O dos. O tres. O seis. O los que te caigan en las manos. Que yo soy de letras y los números no los controlo.

Oye pues el tal Robert está bueno. Le voy a dar mi más sentido bésame.
Estate quietecito Robin, que ya se te han subido las burbujas al tupé. Tira palante que quiero llegar a los conciertos del Make Noise festival.

batman-arkham-city-converse-chuck-taylor-all-star-design-your-own-01

Se trata de la fiesta de Converse en Apolo. También entramos por la patilla, de nuestras gafas de modernos, claro. Robin no lo entiende,  la fiesta se llama converse y allí con la música tan alta no hay quien tenga una buena charla. Una de las organizadoras está indignada porque nadie conoce a los grupos y el 50% de los asistentes lleva Vans.
¿A dónde creen que Vans ustedes?  ¡Aquí si no es con Converse no entra ni diós!

A pesar de todo, lo pasamos bien. La tercera vez que me preguntan el clásico ¿Y tú, bailas o trabajas? tomo la última copa y la decisión de irnos a casa.

Levanto la mano e intento parar un taxi pero los taxistas parecen estar inmunizados al influjo de la cinta fosforito.  Así que volvemos andando, que aunque no es una actitud muy de pulserita, nos sienta bien después de tanto copazo. Mientras esperamos que uno de los semáforos se ponga en verde, el fatídico instante. Se nos cruza un coche negro y Robin se queda sin habla. Tocado.

batmobil-3

Decido romper el  silencio sepulcral diciendo lo que es más que evidente.
Robin, creo que Batman está en la ciudad.

Y hundido.